Cuando solíamos leer en Google Reader

No sé si es la falta de sueño o es que realmente estoy nostálgico, pero acabo de recordar con amor esos días en los que me levantaba, abría Google Reader y pasaba las primeras horas del día o las últimas de la noche, leyendo decenas de feeds RSS.

Estaba al día de todo lo que me interesaba y no me perdía ni una noticia o post.

Poner a cero el contador era una filosofía similar a la de dejar mi cuenta de correo vacía. Y escribiendo esto, me he dado cuenta de que echo en falta esos días.

Ahora llego a la información a través de… Bueno, no utilizo activamente Twitter desde hace mucho, eliminé mi cuenta personal de Facebook… Realmente he dejado de leer noticias y blogs, y los pocos que leo son por una suscripción vía email.

Estos es así desde hace meses. Quizás es hora de volver a algo similar (Feedly).

Intentaré no cometer errores del pasado como, suscribirme a muchos blogs y leerlos como una rutina diaria (preferíría que fuera un par de veces por semana).

¡Deseádme suerte!