Cómo dormir mejor en un mundo de pantallas

Aunque ahora no esté excesivamente preocupado por mis patrones de sueño o por cómo duermo, hubo una etapa en la que estuve totalmente obsesionado.

Era de los que decía que “Dormir es perder el tiempo” y hacía todo lo posible pasar lo mínimo en la cama. Sin embargo, con el paso del tiempo, llegué a la conclusión de que si no escatimaba horas de sueño era más feliz.

Además, con la cantidad de entrenamiento que llevo encima (algunos días salgo a correr mañana y tarde), está demostrado que dormir más de la cuenta produce beneficios en la recuperación.

La semana pasada, cuando estuve acampando y entrenando en el Pirineo, mi contacto con lo digital se redujo a lo mínimo.

Unas pocas horas por la tarde con el portátil, cuando me iba a trabajar a alguna cafetería, y otro poco rato con el teléfono para leer algún libro. Nada de acabar el día frente al ordenador como estoy acostumbrado.

Sin darme cuenta, en sólo unos días, acabé sintiéndome cómodo con un nuevo patrón de sueño: Me levantaba poco antes de que saliera el sol, alrededor de las 5:30 o 6, y me iba a dormir poco después de anocher, alrededor de las 10.

No me había dado cuenta de este cambio hasta que hoy he llegado a este estudio.

El estudio encontró que las personas que acampaban en las Rocky Mountains durante una semana, expuestas sólo a la luz natural y sin contacto con aparatos electrónicos, sus relojes circadianos se sincronizaban con el amanecer y la puesta de sol…

No deja de ser curioso, como las pantallas de nuestros PCs y móviles, han afectado directamente a cómo vivimos.

Una de las grandes teorías para explicar esto, es que el brillo de nuestros aparatos (luz azul), afecta directamente a nuestro patrón de sueño, haciendo que nos acostemos más tarde, durmamos peor y estemos menos alertas al día siguiente.

No voy a entrar en detalles, pero si sientes curiosidad busca “efectos luz azul” en Google y tendrás para leer durante horas.

La cuestión es que hace tiempo renuncié a la idea de leer en papel y desde entonces, tanto en los móviles como tablets que he tenido, he utilizado un programa para reducir esa luz azul en la pantalla, lo cual hace leer o usar el móvil por la noche mucho más cómodo.

Ahora mismo estoy utilizando un programa llamado filtxr (Android) y desde ayer mismo, un programa para el PC que había utilizado años atrás, f.lux.

Después de utilizarlo ayer durante varias horas por la noche (y desactivarlo) para comprobar el cambio, sólo puedo hacer que preguntarme cómo había pasado tantas horas sin él.

No puedo asegurarte que realmente mejore lo que dice mejorar (sueño, reducción de luz azul, etc), pero lo que si puedo decirte es que resulta mucho más cómodo para la vista.

Aquí tienes una serie de investigaciones que respaldan el uso de este programa.