Reaprender a aprender

Recuerdo cómo estudiaba para los exámenes, a menudo, a última hora y releyendo sin cesar todo lo que había subrayado del libro o de los apuntes que me había preparado.

No era de sacar malas notas, pero tampoco lo era de excelentes, por razones obvias. Sin embargo, mis compañeros y compañeras de clase, tampoco estudiaban de manera muy diferente a la mía. Quizás preparaban con más detenimiento esos apuntes, pero básicamente la técnica que utilizaban era la misma, leer y releer.

Es una de las técnicas más extendidas y parece ser que funciona, sin embargo, sólo a muy corto plazo.

En los exámenes en los que preparaba mis propios “resumenes” notaba una gran mejoría, y todo reside en que como mínimo escribía lo que quería memorizar, o literalmente según el libro o con mis propias palabras (aún mejor técnica).

Ahora me doy cuenta de qué me he pasado años estudiando de la manera incorrecta y de la cantidad de niños que se encuentran en la misma situación. Deberían haber clases de aprender a aprender, de cómo estudiar…

Hay mil maneras mejor de aprender o memorizar algo. Para empezar, eliminando la idea de que releyendo algo sucesivamente te ayudará a memorizarlo.

Algunas ideas más para aprender de forma más consciente son:

  • No releer.
  • Si estás memorizando algo, resumelo con tus propias palabras al acabar de leerlo.
  • Pregúntate o haz un “examen” de lo leído.
  • Reflexiona constantemente.
  • Espacia el estudio en el tiempo, las clases o cursos intensivos no funcionan.
  • Acumula estudio. Es decir, en lugar de estudiar tema por tema, estudia el último tema junto a todos los anteriores.
  • No intentes centrarte muy de cerca en un tema, aunque al principio resulte más difícil, intenta estudiar varios temas relacionados a la vez.
  • Intenta resolver problemas antes de que te den la solución.

Aprender es un proceso que requiere repasar lo que ya conocemos, lo actualicemos y conectemos con nuevo material.