El tiempo vuela

Es inevitable que el tiempo pase rápido cuando nos divertimos, pero cuando hacemos cosas que nos marcan, aunque en ese instante pasen volando, dejan una huella en nuestra memoria que hace que llene nuestra vida de más experiencias.

Parece como si al hacer cosas interesantes, nuevas, creáramos más tiempo en nuestra memoria.

Cuando es al revés y vivimos una vida monótona, rutinaria, en la que nos pasamos día sí día también haciendo lo mismo, puede que el tiempo mientras la vivimos pase de forma lenta, pero cuando  intentamos recordarlo, simplemente ha dejado de existir. El tiempo vuela. Todo son recuerdos vagos y no hay nada concreto.

La rutina es útil con un fin en mente para conseguir objetivos a largo plazo, pero no hay que obsesionarse con ella y dejar tiempo para vivir” Nuevas experiencias, viajes, personas… y sobretodo, mantenerte aprendiendo constantemente.

Intenta centrarte en aprender algo nuevo cada 3, 4 o 6 meses. Puede ser un nuevo idioma, leer o especializarte sobre un tema que no conocías, aprender a cocinar o bailar, o a… yo qué sé. Dedica dos o tres horas por semana a ese nuevo algo.

Quizás no consigas que el tiempo sea más memorable, pero estoy seguro que lo hará diferente.